Free Web Hosting Provider - Web Hosting - E-commerce - High Speed Internet - Free Web Page
Search the Web

  ROMPIENDO   ESQUEMAS        
 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Los hombres y mujeres "felices", funcionan plenamente porque se hacen cargo de sí mismos y por tanto no culpan a otros de los que les pasa, pues son conscientes de que ellos mismos son responsables de lo que acontece. Están creativamente vivos en todos los momentos de su vida.

Son originales en sus cosas, no desean imitar a nadie y difícilmente se les puede encajar en un patrón fijo de conducta. Se alegran de ser ellos mismos y no se sienten mal porque otros no sean como ellos, así que no les gusta compararse con nadie. Definitivamente tienen una cualidades muy particulares.

Son entes extraños en nuestra sociedad; pero tienen una congruencia total en su manera de pensar, hablar y actuar. Si cometen un error lo reconocen con tal naturalidad que no es posible que sientan culpa de lo que hacen. Se hacen responsables inmediatamente por el error cometido y lo utilizan como una herramienta de aprendizaje en sus vidas.

No andan buscando desesperadamente la felicidad, pues son conscientes de que la felicidad se encuentra disfrutando cada momento de sus vidas. Aprovechan virtualmente todo cuanto les ofrece la vida; se sienten a gusto haciendo cualquier cosa y no pierden el tiempo deseando que los acontecimientos fuesen de otra manera distinta a lo que son. Sienten entusiasmo por la vida y la aceptan tal cual es.

Jamás se quejan de los cambios que puedan acontecerles en el transcurrir de su existencia y los aceptan como parte de la vida. No andan ocupados de llenar vacíos buscando bares, tabernas o clubes nocturnos, ni habitaciones llenas de humo y olores penetrantes.

No tienen héroes ni ídolos. Miran a toda la gente como seres humanos y no colocan a nadie en importancia sobre sí mismos, pues saben que ellos son su propia guía.

No tienen miedo de causar mala impresión; pero tampoco hacen lo posible por causarla. No son tercos discutidores, simplemente expresan sus puntos de vista y nada más.

Cuando experimentan emociones como la ira, los celos, la envidia, el miedo, etc., las utilizan para darse cuenta de qué les pasa en ese momento y seguir creciendo internamente. Están todo el día aprendiendo y no se angustian por demostrar lo que saben, y cuando critican a los demás son conscientes de que las personas que le rodean son sus propios espejos.

No se fastidian ni se aburren fácilmente, pues saben que el aburrimiento es la incapacidad que se tiene de hacer algo creativo en un momento determinado, así que generalmente tienen algo productivo qué hacer y cuando no hacen nada disfrutan del descanso, sin pensar angustiadamente en lo que tienen que hacer.

No dejan para mañana lo que pueden realizar en el momento presente, aunque se dan el permiso de posponer cualquier actividad si es que fuese necesario, sin sentir angustia por la espera. No tienen miedo al fracaso y por tanto están dotados de una gran energía que les proporciona AMOR A LA VIDA. Consideran la mentira como una distorsión de su propia realidad y rehusan participar en algún comportamiento que produzca engaño, o lo que es lo mismo que los engañe a sí mismos.

No manipulan a los demás conscientemente, ni aceptan ser manipulados por nadie. Saben cuál es su aspecto físico y los aceptan de tal manera que no lo falsean con pelucas, tintes, maquillajes exagerados, etc.

Disfrutan de la vida tal cual se les ofrece y no se sienten pertenecientes a ningún país específico, más bien se sienten parte integrante de la humanidad. Son naturales y saben reír y hacer reír. Ven el lado positivo de las cosas y hacen del optimismo una realidad, aún cuando consideran también el lado negativo como una probabilidad de aprendizaje. Son conscientes de que lo positivo y lo negativo son sólo parte de una realidad total. Pueden reírse de los acontecimientos más absurdos; así como de los más serios. No se toman la vida con angustia y preocupación, sino con tranquilidad y decisión.

No usan el ridículo para hacer reír. No se ríen de la gente, se ríen con la gente. Son personas sencillas y espontáneas que vale la pena tener cerca.  

Escríbeme un e-mail